El circuito de Castellolí es uno de los primeros circuitos conectados de Europa

El viernes 29 de marzo tuvo lugar la presentación del proyecto Mobility Lab, desarrollado por Cellnex Telecom, en las instalaciones del Circuito Parcmotor Castellolí de Barcelona. Con esta iniciativa, la compañía ha dotado de una infraestructura y tecnología necesarias (el internet de las cosas) para que se puedan desarrollar nuevos productos y servicios en el campo de la movilidad inteligente y la conectividad de los vehículos.

El acto contó con la presencia de a Consejera de Justicia y actual Consejera de Economía y Hacienda en funciones de la Generalitat de Cataluña, Ester Capella; el Secretario General de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, Albert Castellanos, el Secretario General de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, Xavier Gatius, el Secretario de Empresa y Competitividad, Joaquim Ferreri el alcalde de Castellolí y delegado político de la Oficina de Captación de Inversiones Empresariales de la Mancomunidad de la Conca d’Òdena, Joan Serra, entre otras autoridades; así como el presidente de Circuito Parcmotor Castellolí – BCN, Xavier Bartrolí; el consejero delegado de Cellnex, Tobias Martínez, y el director Global de Innovación y Estrategia de Cellnex Telecom, Òscar Pallarols.

Con Mobility Lab, el Circuito de Castellolí se convierte en uno de los primeros circuitos conectados de Europa, y aspira a convertirse en uno de los principales laboratorios del mundo sobre el vehículo del futuro. La experiencia de Cellnex Telecom en el sector de las telecomunicaciones y la infraestructura de Castellolí son una solución cumplida para probar vehículos conectados en un entorno controlado, seguro y sostenible.

Punto de referencia para el vehículo conectado

El Circuito de Castellolí se convierte en un punto de referencia para la movilidad del futuro. El objetivo del proyecto es poder desarrollar el vehículo autónomo y, además conectado, con las empresas del sector.

Para hacerlo, Cellnex ha dotado el circuito de conectividad de banda ancha y ha desplegado una red inalámbrica con cobertura en todo el recinto, para ofrecer conectividad entre vehículos. El trazado, además, dispone de cámaras de alta definición para hacer el seguimiento de los vehículos en pista y unidades embarcadas en los mismos vehículos para la transmisión de datos de telemetría, video y voz.

La nueva red inalámbrica instalada permite transmitir imágenes e informaciones a lo largo del circuito de velocidad hasta el centro de control para ser vistas y analizadas, hecho que permite mejorar el rendimiento de los vehículos y su seguridad durante la conducción. Además, gracias a la conectividad y la tecnología implantada en el circuito, lo que pasa en la pista y dentro del coche puede ser controlado desde cualquier lugar del mundo, de forma que hace que no sea necesario que el equipo, por ejemplo, de ingenieros se desplace.

Todas las infraestructuras operan bajo la premisa de una gestión energética eficiente y medioambientalmente responsable, pues se alcanzan mediante energía eólica y solar. Con el nuevo laboratorio, los impulsores buscan que todos los agentes vinculados en la automoción y las nuevas tecnologías puedan probar y desarrollar soluciones tecnológicas y servicios de futuro vinculados a la conectividad, y que las puedan implantar en los vehículos de futuro, ciudades y pueblos, así como carreteras y autopistas.

 

Search