Oportunitats Dones Sector Industrial Catalunya – Copia

Oportunidades para las mujeres en el sector industrial en Cataluña

El sector industrial es el sector que genera ocupación más estable, más cualificada y mejor remunerada en la actualidad, y es a la vez uno de los sectores con más precariedad en materia laboral para la mujer, pues acumula un número importante de situaciones de segregación y discriminación.

Dedicamos este artículo a hablar sobre el estudio “Las mujeres en el sector industrial en Cataluña”, de Carme Poveda, teniendo en cuenta que el sector industrial de la Anoia se sitúa en el 26% y que la igualdad de género es uno de los retos y compromisos que están a la orden del día en nuestra sociedad.

La lucha contra la precariedad es de los objetivos prioritarios actuales y es por este motivo que el sector industrial tendrá que hacer frente a un gran desafío, y atraer y retener talento femenino.

Según un informe del EPA en 2016, la ocupación femenina en el sector industrial fue de un 28,5%. Se trata de uno de los ámbitos con menos ocupación de mujeres, seguido de la construcción y la agricultura; pues en el sector servicios es donde se encuentra la gran mayoría, con una ocupación del 54,9%.

Uno de los problemas sumados a la escasa participación de las mujeres al mercado industrial es la brecha salarial, como también lo es en el sector privado. Según la Encuesta anual de estructura salarial del 2015, el sueldo por hora de las mujeres a la industria es un 17,3% menos que el de los hombres, y si se considerara el mensual, la brecha salarial sería superior, puesto que se mostraría que la jornada laboral de las mujeres es, de media, inferior a la de los hombres.

El estudio observa que a mayor nivel de estudios la presencia femenina es superior mientras que, en casos de nivel de estudios de FP, el porcentaje de participación femenina es más bajo.

El sector industrial catalán se enfrenta a un gran reto dado que en los próximos 10 años se darán 75.095 jubilaciones, y por lo tanto esto se traduce en la oportunidad de aprovechar y consolidar el talento femenino en este sector.

En la misma línea que comentábamos en el pasado artículo sobre la Industria 4.0, la nueva realidad en la comarca exigirá nuevos talentos y, por lo tanto, mucha formación. Se necesitará cubrir puestos de trabajo que requerirán formación técnico-profesional, ingenierías y ciencias. Nos encontramos ante una gran oportunidad para las mujeres y para superar la masculinización del sector industrial.

 

Search